¿Es cierto? ¿Nadie ha ido al cielo?

Por David Cox

Jn 3:13 ​Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.

He visto recientemente publicaciones que usan este versículo para decir que nadie ha ido al cielo. Todos los muertos están esperando en sus sepulcros para la resurrección de los justos y injustos.

Sigue leyendo ¿Es cierto? ¿Nadie ha ido al cielo?

Dona al sitio de la Gaceta para ayudarnos

Por favor, considera una donación para ayudarnos pagar por los costos de mantener este sitio en el Internet.


Tártaro

Tártaro. G5020 ταρταρόω

2Ped 2:4, compare con 2Ped 2:17 y Judas 1:13.

Aunque esta palabra no es muy común, es usada por escritores paganos para un abismo de las regiones infernales, un lugar de extremo oscuridad. Es usado solamente en 2Ped 2:4.




El concepto en la cultura griega era un lugar de castigo para los ángeles. Aparentemente, la Biblia usa esto igual con este concepto. Lo importante aquí es que la palabra que escogió Pedro no era el infierno, pero tártaro. Entonces, es posible y probable que los demonios y Satanás serán castigados en otro lugar paralelo al infierno.

Ve mi libro sobre ela Doctrina del Castigo de Dios

https://www.davidcoxlibros.com/

Dona al sitio de la Gaceta para ayudarnos

Por favor, considera una donación para ayudarnos pagar por los costos de mantener este sitio en el Internet.


Abismo

Abismo.

(Significa “sin fondo”, “insondable”, “profundo”). Esta es la palabra griega [abyssos] en el LXX para la palabra hebrea “hondura.”
Exo 15:5 los a. los cubrieron; descendieron a las profundidades como piedra
Job 28:14 el a. dice: No está en mí; y el mar
Sal 18:15 entonces aparecieron los a. de las aguas
Sal 42:7 a. llama a otro a la voz de tus cascadas
Sal 69:15 ni me trague el a., ni el pozo cierre
Sal 104:6 con el a., como con vestido, la cubriste
Pro 23:27 a. profundo es la ramera, y pozo angosto
Isa 63:13 el que los condujo por los a., como un
Rom 10:7 ¿quién descenderá al a.? (esto es, para
Apo 9:1 y se le dio la llave del pozo del a.
Apo 17:8 y está para subir del a e ir a. perdición
Apo 20:3 lo arrojó al a., y lo encerró

El Abismo en la Creación.

En el AT fue el mar universal de que vino todo lo que Dios hizo (cielo y tierra). El segundo día de creación Dios separó las aguas sobre el firmamento de las debajo de ello. Las aguas debajo eran el abismo (Gén. 1:2; Deu. 33:13; Sal. 104:6). En la vista de los hebreos, toda la tierra flota sobre el abismo, o las aguas. El concepto que sale de esto es que la tierra es fundada o establecida sobre el abismo (Sal. 24:2; 136:6).

El Lugar de Castigo.

El lugar de castigo es simplemente un lugar desagradable en extremo. Hay tortura que pasa allí, y el abismo entra en esta idea de tortura en el sentido de siempre estar cayendo. O sea, la confianza o placer de “tierra firme” será quitado de las personas en este lugar, dándoles una sensación de siempre cayendo. Para los que rechazan a Dios, ellos pierden la experiencia de buenas cosas en la eternidad, y esto es uno de ellos.
Debajo del abismo moran los malvados sufriendo y llorando por sus pecados. Los Refaimes (gigantes de viejo) fueron confinados allí, para causar dolor y sufrimiento a las naciones (Pro. 9:18; 21:16). También habla de los calabozos de los reyes de Tiro, Babilonia, y Egipto donde sufren por su orgullo y crueldad (Isa. 26:14; Eze. 28:10).

En el NT el abismo es el lugar donde los muertos habitan temporalmente hasta el fin de los siglos Rom. 10:7. También es el lugar donde los poderes satánicos están encerrados; su castigo será posteriormente, en el lago de fuego (Apo. 9:1-2; 20:10). (En Luc. 8:31, los demonios rogaron a Jesús que no les enviara al abismo antes de su tiempo, que indica que tuvieron miedo del lugar, y era un lugar de sufrimiento para los demonios. Hay también una separación en el infierno entre el poso normal y Elisuim (Tártaras) con los demonios aparentamente en el Táratas separado de los seres humanos.

Apo. 9:1-11, una estrella caída del cielo recibirá las llaves del abismo, surgiendo una espesa tiniebla moral al ser abierto, y surgiendo de ella agentes destructores: Abadón (en hebreo) o Apolión (en griego), que los dos significan “destructor,” quien será su rey. El futuro imperio romano es representado como una bestia que surge de este abismo (Apo. 11:7; 17:8). Durante el milenio Satanás será confinado en el abismo, quedando incapaz de engañar y actuar (Apo. 20:1, 3). En Luc. 8:31, los demonios le ruegan a Cristo de no arrojarles al abismo, y Rom. 10:7 pone en contraste el abismo con los cielos.
Ve Seol para la ubicación del Seol en las entrañas de la tierra. También ve el infierno, el pozo.

Citas

Gén.1:2; 7:11; 8:2; 49:25; Éxo 15:5, 8; Deu. 33:13; Job 28:14; 38:16, 30; 41:32; Sal. 18:15; 33:7; 36:6; 42:7; 69:2, 15; 71:20; 77:16; 78:15; 104:6; 106:9; 107:26; 135:6; 140:10; 148:7; Pro. 1:12; 3:20; 8:24, 27, 28; 23:27; Isa. 14:15; 51:10; 63:13; Eze. 26:19; 31:4, 15; Amó. 7:4; Jon. 2:5; Hab. 3:10; Luc. 8:31; Rom. 10:7; Apo. 9:1, 2, 11; 11:7; 17:8; 20:1, 3

Dona al sitio de la Gaceta para ayudarnos

Por favor, considera una donación para ayudarnos pagar por los costos de mantener este sitio en el Internet.


Seol

Seol.

Seol en el A.T. Seol es a veces traducido el sepulcro, y tiene la idea en el A.T. de ser el lugar de los muertos creyentes y incrédulos, como nuestro concepto del sepulcro, que no hace distinción su estado, nada más su ausencia de entre los vivos. En hebreo, el raíz de esta palabra es “demandar”, o sea, es el lugar que a todos nos llama. En Gén. 42:38; 44:29, 31; Jacobo en luto por su hijo vió el reunirse con su familia muerte allí en el Seol, aunque Jacobo era creyente en Dios, él mismo y los suyos pensaban que esto era el lugar que tuvo que irse cuando mueren. David también tuvo el concepto que aun salvo, él iba al Seol cuando muriera 2Sam 22:6 y 1Re 2:6, 9. En Sal. 16:10 (compare con Núm 16:30) David confió que Dios no iba a dejar su alma en el Seol, y esto, como profesía, era usado por Jesucristo de su propia muerte y resurrección. Jesús usó hades cuando citó Sal. 16:10 como profecía que aplicara a Él mismo (Hechos 2:27, 31). Jonas igualmente dice que él clamó “desde el seno del Seol” Jonas 2:2 indicando un lugar de muerte para aun creyentes. El Seol era el lugar donde quiso ir Job (Job 7:9-10; 11:8; 14:12-13; 17:13, 16; 21:13; 24:19; 26:6).
En general el Seol es el lugar donde van los inconversos después de su muerte Sal. 9:17; 55:15; Pro. 7:27. En la rebellión de Coré (Núm. 16:30, 33) los inconversos se fueron a Seol, y es explicitamente dicho que la tierra se abrió su boca y las tragó vivos al Seol. Este da de entender que el Seol se ubica en las entrañas de la tierra presente. Ve Deu. 32:22 y Sal. 9:17.

El Lugar de Polvo

El Seol es asociado con “el polvo de la tierra”, donde los muertos inconversos y salvos estaban después de su muerte. (Esto hasta la resurrección de Jesucristo). Daniel 12:2, Isaías 26:19. Es normalmente pensado de ser debajo de la tierra (Núm. 16:30, 33; Eze 31:17; Amos 9:2).

Igualmente recordamos que el infierno es un lugar TEMPORAL que es un repositorio para los muertos inconversos hasta el juicio final, y después de este juicio (el Gran Trono Blanco) entonces ellos serán echados en el lago de fuego (Apo. 19:20; 20:10, 14-15). Desde este tiempo en adelante, los inconversos no estarán en o sobre la tierra, sino en este lago de fuego. Aunque la Biblia no especifica, el lugar de fuego líquido es probablemente el sol, o un lugar similar.

Consideraron que el seol era un lugar pesadisimo. 2Sam 22:6; Sal 6:5; Ecl 9:10

Seol es abierto a Dios.

En el A.T. el Seol es abierto a Dios Job 26:6; Pro 15:11; y la presencia de Dios alcanza a personas aun allí Sal 139:8.

Las Puertas del Seol. El Seol tiene puertas por las cuales las personas entran allí Isa 38:10.

Citas de Seol H7585.

En la Reina Valera 1960, siempre la palabra hebrea “Seol” es transliterada “Seol”. Anota que la versión Reina Valera 1960, en Ecl 9:10 y Cantares 8:6, tiene Sheol en lugar de Seol en unas ediciones.

[Traducido con “Seol”] Gén 37:35; 42:38; 44:29, 31; Núm. 16:30, 33; Deu. 32:22; 1Sa. 2:6; 2Sa. 22:6; 1Re. 2:6, 9; Job 7:9; 11:8; 14:13; 17:13, 16; 21:13; 24:19; 26:6; Sal. 6:5; 9:17; 16:10; 18:5; 30:3; 31:17; 49:14-15; 55:15; 86:13; 88:3; 89:48; 116:3; 139:8; 141:7. Prov. 1:12; 5:5; 7:27; 9:18; 15:11, 24; 23:14; 27:20; 30:15-16; Ecl. 9:10.; Cnt 8:6; Isa. 5:14; 14:9, 11, 15; 28:15, 18; 38:10, 18; 57:9; Eze 31:15, 16, 17; 32:21, 27; Os 13:14; Amos 9:2; Jon 2:2; Hab 2:5.

Seol en el N.T.

La palabra “Seol” es del hebreo, y no occurre en esta forma en el Nuevo Testamento, pero ve la palabra “Hades” que es usado en griego para Seol. Compare Hechos 2:27, 31 donde la palabra griega es Hades, pero es una cita de Sal 16:10.

Ve Abismo, Gehena, Seol, Tártaro, Infierno.

Dona al sitio de la Gaceta para ayudarnos

Por favor, considera una donación para ayudarnos pagar por los costos de mantener este sitio en el Internet.


Abadón, “destrucción” (lugar).


___________

Citas:

Job 26:6; Pro 15:11; Apoc 9:11 Griego: abadón [G3] que viene del hebreo [H11] [abadón = perdición]. Su nombre significa “(lugar de) la destrucción.” La terminación “–on” en hebreo tanto en griego es de hacer una persona de la palabra, por ejemplo, bufar + -on = bufón.

Este término (solamente encontrado en la literatura de Sabiduría y la revelación del Apocalipsis) significa “destrucción” o “el lugar de destrucción”. Es usado 5 veces, y se refiere a los procesos destructivos que siguen a la muerte humana en el lugar de Seol, el sepulcro, o el lugar de las almas después de partir con la vida en esta tierra. En parálelo en Job 31:12, la palabra es usado con este sentido de una destrucción progresivamente continuando o augmentando en referencia a daño que hace el adulterio.

Job dijo: “Ese [proceder adúltero] es un fuego que comería hasta la destrucción misma [`adh-´avad·dóhn], y entre todo mi producto se arraigaría”. (Compárese con Pro 6:26-28, 32; 7:26, 27.) — Perspicacia

Es usado en conjunto o paralelo con Seol en Job 26:6; 28:22; Pro. 15:11; 27:20 y la Muerte en Job 26:6; (en Job 31:12 la palabra es añadido en español pero no occure en el texto hebreo); Sal. 88:11. No hay evidencia de indicar que este lugar es diferente que el Seol, pero por su uso y su etimología vemos que tiene un sentido oscuro para las personas allí después de la muerte. Una palabra muy parecida en hebreo (Abdón) es usado en Ester 9:5 para una destrucción en un sentido ordinario. En hebreo más moderno Abadón es usado para el infierno y perdición.
Ocurre en el NT solamente en Apo. 9:11 donde es una personificación del “ángel del abismo,” con el Destructor (griego, Apoliyón). Su sentido aquí es que es una persona, o que esta persona es el ángel o rey sobre este lugar, y está vinculado con la idea de destrucción. Esta personificación es un instrumento de la literatura que es común en la Biblia, Apo. 6:8; 20:14; Job 28:22; Sal. 49:14.

¿Quién es Abadón, el ángel del abismo?

Por otra parte, en Revelación 9:11 la expresión “Abadón” se usa como nombre del “ángel del abismo”. El nombre griego correspondiente, “Apolión”, significa “Destructor”. Durante el siglo pasado se intentó demostrar que este texto aplicaba proféticamente a hombres como el emperador Vespasiano, Mahoma e incluso Napoleón, y por lo general se creía que este era un ángel “satánico”. No obstante, ha de tomarse en consideración que en Revelación 20:1-3 se presenta al ángel que tiene “la llave del abismo” como un representante de Dios procedente del cielo, y, más bien que ser “satánico”, ata a Satanás y lo arroja al abismo. En un comentario sobre Revelación 9:11, The Interpreter’s Bible dice: “Sin embargo, Abadón no es un ángel de Satanás, sino de Dios, que ejecuta su obra de destrucción según ordena Dios”.

En los textos de las Escrituras Hebreas citados anteriormente, el término ´avad·dóhn se usa en paralelo con Seol y muerte. En Revelación 1:18 Cristo Jesús declara: “Vivo para siempre jamás, y tengo las llaves de la muerte y del Hades”, y en Lucas 8:31 se muestra su poder con respecto al abismo. El hecho de que tiene poder para destruir, incluso a Satanás, se expresa en Hebreos 2:14, donde se dice que Jesús participó de sangre y carne para que “por su muerte redujera a nada al que tiene el medio para causar la muerte, es decir, al Diablo”. En Revelación 19:11-16 se le representa claramente como el Destructor o Ejecutor nombrado por Dios. (Véase APOLIÓN.) –Perspicacia

Dona al sitio de la Gaceta para ayudarnos

Por favor, considera una donación para ayudarnos pagar por los costos de mantener este sitio en el Internet.


Inscríbete en nuestra lista de libros cristianos gratuitos

Libros Cristianos Gratuito

Estos libros cristianos son en varios formatos, pdf, MS doc, RTF, e-Sword, theWord, mySword. Son libros cristianos para edificación y para el ministro profesional. Puede ser que hay unos libros que son comerciales (que tienes que comprar), pero los comerciales son muy pocos entre tantos. Como siempre, quien que lee un libro, debe compararlo con la Biblia para ver si es bíblico o no. No consto que todos son libre de problemas doctrinales o errores de lógica, o que viene de personas que no tienen buen testimonio. Tomo lo bueno, y deja lo no bueno. Mi propósito es de proveer una biblioteca cristiana para cristianos y ministros.

Frecuencia: Normalmente voy a tratar de enviar un noticiero cada sábado, pero puedo brincar uno u otro dependiendo si hay libros nuevos que he encontrado o no.

Nota: Estoy ofreciendo libros por medio del noticiero que 1) no voy a ofrecer en ninguno de mis sitios, estos son especiales y muy buenos, 2) si los ofrezco en mis sitios, las personas que reciben el noticiero van a recibirlos semanas o meses antes de que aparecen en mis sitios.

* indica campo requerido

Analizando el proceso de la fornicación

Sermones por Pastor David Cox

En esta serie de cuatro sermones, examinamos el proceso de la fornicación.

1. El Proceso de la Fornicación.
2. La Cosecha.
3. La Carnita
4.Definición de Fornicación.

Ve La asechanza del Diablo de la Trampa Bella