La Seducción de un Cristiano Parte 3: Excitación y Diversión

La Avenida de Tentación del Excitarnos

Si seguimos nuestros versículos de base, entonces la segunda avenida es la diversión, o la emoción de disfrustar algo. Este es diferente de necesidades físicas en que la primera es algo que tu cuerpo llama la atención, que el cuerpo quiere. Esto no tiene nada de ver con “necesidad” sino con deseo.

1Jn 2:16 …los deseos de los ojos

Gn 3:6 Y vio la mujer que el árbol era… agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

Mat 4:6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra.

Déjame empezar con la tentación de Jesús con este. ¿Porqué fue una tentación para Jesús de brincar del pinaculo del templo? O sea, ¿No podemos decir que Jesús pudo volar si quisiera? Pues sí, Jesús es Dios y se puede volar, o flotar a la tierra, pero entonces ¿Dónde esta la tentación en esto? Continúa leyendo La Seducción de un Cristiano Parte 3: Excitación y Diversión

La Seducción de un Cristiano Parte 2: Hambre

La Avenida de Tentación del Hambre

Esta avenida se ve en nuestros versículos de base así…

1Jn 2:16 los deseos de la carne…

Gn 3:6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer

Mat 4:3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan

La Seducción de un Cristiano Parte 2: HambreLo común entre estos es que Satanás usa una necesidad humana, como la necesidad de comer. No es un pecado de comer, pero Satanás se presenta una situación donde el comer llega a ser algo afuera de la voluntad de Dios, entonces sí llega a ser un pecado.

En el caso de Jesucristo, la tentación era simplemente comer, 40 días sin comer causa una necesidad grande. Igualmente, no es la voluntad de Dios Jesús muriera por hambre. Pero el cambiar piedras a ser panes tampoco no era en la voluntad de Dios. La tentación no era de comer, pero de no esperar al tiempo y oportunidad para que comiera. Dios ya había enviado “ángeles” (o mensajeros) a llevarle pan en el tiempo que Dios quiso. Probablemente estos mensajeros eran seres humanos que DIos movía sus corazones de salir en un viaje, y iban a cruzar el camino de Jesús y regalarle pan. “Ángeles” en la Biblia muchas veces se refiere a seres humanos en una misión. Continúa leyendo La Seducción de un Cristiano Parte 2: Hambre

La Seducción de un Cristiano Parte 1

La Seducción de un Cristiano Parte 1Es importante que cada cristiano entiende que estamos en una guerra espiritual (ve folleto
salv17 La Batalla Espiritual). El enemigo, Satanás, es muy astuto en causarnos a caer. (Ve folleto Doct16 Satanás Nuestro Enemigo). La seducción del cristiano tiene su chiste, y debemos ser concientes de ello.

Cuando estudiamos esto, no es queremos prestarnos a oír y ver las tentaciones de Satanás, sino queremos poder identificarlos antes de ser entrampados y enredados en ellos. No es queremos acercarnos a estas tentaciones, sino alejarnos de ellos por ser sabio. Es desafortunado, pero en el asunto de tentación-caer-pecar, las personas realmente no aprenden NADA por la experiencia. Aun pecando, siempre parece de caer de nuevo en los mismos pecados.

2Co 2:11 para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.

Continúa leyendo La Seducción de un Cristiano Parte 1

Discernimiento (Juzgar) y el Cristiano

Discernimiento (Juzgar) y el CristianoEs muy importante que Satanás destruye tu abilidad de discernir cosas espirituales en el proceso de echar a perder tu vida. Esto es simejante al sistema de defensa que tiene el cuerpo humano. Entre todo circulando en el cuerpo, el cuerpo tiene poder de destruir células dañinas, pero éxito o fracaso depende en primero discernir lo que es parte del cuerpo (bien), de lo que hace daño del cuerpo (mal). Ataca el mal y deja lo bueno libre. Pero primero hay que discernir si es enemigo o amigo.

Cuando la Biblia habla de juzgar, habla de una abilidad adentro de las personas para analizar correctamente situaciones y doctrinas, conducta y práctica, y discernir si está adentro de la voluntad de Dios el Padre, o no lo es. Continúa leyendo Discernimiento (Juzgar) y el Cristiano

Deuda y el cristiano

Sobrevista

En este artículo, examinamos varios aspetos de la deuda y la responsabilidad del cristiano.

No es un pecado de tener una deuda, pero es pecado de no pagarlo, y no es muy sabio de vivir de tal forma que los préstamos son parte de la vida, y parte integro de la vida.

De pedir prestado


De Pedir Prestado no es un Pecado

Rom 13:6 Pues por esto pagáis también los tributos, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo. 7 ​Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra. 8 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.

A primera vista, parece que este versículo enseña que el cristiano no debe tener préstamos con nadie. Pero este versículo se puede interpretar de dos formas, de no entrar en un préstamo con nadie, o de otra forma, de pagar siempre tus obligaciones a tiempo. El versículo solo parece de prohibir préstamos, pero en el contexto de pagar impuestos (que todos tenemos sin excepción esta obligación) entonces la idea es de no deja un pago de una obligación irse sin ser pagado, y pagado a tiempo.

“no debáis a nadie nada” – De deber no empieza hasta después de que la deuda sea oficial. O sea, no debes nada para los impuestos de año próximo. Ni tampoco debes impuestos de este año hasta que el gobierno te fija la fecha en que debes pagar. Igual con un préstamo de un banco, que no será un “deber” hasta que el banco se fija la fecha. Si es el primero de cada mes, entonces no está en pecado hasta un día después de esta fecha.

Sal 37:21 El impío toma prestado, y no paga; Mas el justo tiene misericordia, y da. 

PUNTO: Un cristiano nunca debe dejar un deuda sin pagar.

Observación: Aunque la conclusión será de que la deuda no es un pecado, pero la Biblia siempre ve deudas, préstamos, y fijador en mala luz como algo de altamente evitar.

No debe ser necessario decir, pero es un pecado de pedir prestado, y no tener obvíamente una forma y intención de pagar la deuda.

Cosas prestadas


Cosas Prestadas

Ex 22:14 Pero si « alguno »  hubiere tomado prestada bestia de su prójimo, y fuere estropeada o muerta, « estando ausente »  su dueño, deberá pagarla. 

Hay una obligación de responsabilidad cuando uno pide prestado un libro, una corta hierbas, o un paraguas, etc. cualquier cosa. La responsabilidad es de cuidar de ello y regresarselo. Si fue pedido por un tiempo, debe regresarse la cosa por esta fecha, y si no, debe regresarselo en buen tiempo.

Si hay un problema y la cosa es robada, perdida, o dañada, entonces quien que pidió prestado tiene la obligación de pagar al dueño la cantidad que quiere por ello, o comprarle otro igual.

Por todos modos, la persona debe avisar el dueño de inmediato cuando el percance pasó, y qué va a hacer respeto.

No es sabio pedir prestado


No es sabio pedir prestado

Pr 22:7 El rico se enseñorea de los pobres, Y el que toma prestado es siervo del que presta. 

A fin de cuentas, aunque uno puede aliviarse un poquito en la vida por pedir prestado las cosas, es altamente imprudente de hacerlo, y debe ser evitado por cualquier forma que se puede.

De tener “deudas” u obligaciones con otros siempre es un peso que un cristiano sabio va a evitar.

Es bendición no tener obligaciones

Dt 15:6 Ya que Jehová tu Dios te habrá bendecido, como te ha dicho, prestarás entonces a muchas naciones, mas tú no tomarás prestado; tendrás dominio sobre muchas naciones, pero sobre ti no tendrán dominio. 

Es una bendición de Dios de no tener que pedir prestado, y mucho más de tener para prestar a otros.

No sabemos qué nos trae mañana

Pr 27:1 No te jactes del día de mañana; Porque no sabes qué dará de sí el día. 

Stg 4:13 ¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; Stg 4:14 cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. Stg 4:15 En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello. Stg 4:16 Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias. Toda jactancia semejante es mala; 

Debemos prestar


Debemos prestar

De un lado de la moneda, nunca debemos como cristianos pedir prestado de otros.

Del otro lado de la moneda, debemos ser generosos en prestar nuestros bienes y recursos a otros. Las buenas ganas de ayudar a otros es algo que debe marcar a un buen cristiano. Es parte de ser justo. A veces los más pobres no recibirán a un regalo, pero sí recibirán una ayuda en forma de algo prestado.

Deu 15:7-8, 11; Neh 5:10; Sal 37:25-26; 112:5-6; Mat 5:42; Lucas 6:34-36.

Usuaría


Usuaría

Los judíos fueron prohibidos de cobrar intereses cuando prestaban dinero. Aunque fue para préstamos de judío a judío, la Biblia no hace claro si esto es también para cristianos en el Nuevo Testamento para sus hermanos o no.

Exo 22:25-26; Lev 25:35-37; Deu 23:19-20; Neh 5:7, 10; Eze 18:8, 13.

Hay ejemplos de préstamos con interesés: Pro 28:8; Mat 25:27.

Pero para préstamos a los pobres, era un pecado (Lev 25:35-38). El creyente que demuestra esta misericordia para un pobre está demostrando gratitud a Dios por la misericordia que Dios ha demostrado a él. Esto es ilustrado en la parábola en Mat 18:23-35.

Fiador


No debemos ser fiador para otra persona.

Un fiador es una persona que pone a riesgo un bien o dinero para garantizar que otra persona paga sus deudas. Si es malo que uno persona entra bajo la obligación de pagar, y es tú propia reputación a riesgo, y a fin de cuentas gente así no pagan sus propias deudas, entonces que mil veces peor es de ser responable para las deudas de otra persona.

Pro 11:15; 17:18; 20:16; 22:26-27.

Razones para pedir


Razones para pedir prestado

Cuando compras a una casa. 

Cuando compras a un auto.

La razón para aceptar a un préstamo en estos casos es que el valor de estas cosas vale su riesgo.

La educación de tu hijo – De un lado, es una inversión en algo que puede ser de gran ayuda para tu hijo. De otro lado, tu hijo es probablemente un joven, y si no tiene una dirección especifíca, es mejor no gastar tanto. El joven tiene que demostrar seriedad y dedicación antes de gastar tanto en él o ella.

Lo que no es Bueno


Lo que no es Bueno

Si hay unas cosas que vale la pena de arriesgarse, hay otros que no.

Tarjetas de Crédito – Simplemente, no es sabio de comprar cosas de menor valor de un coche, que no es esencial en tu vivir diario, en que tienes que tomar tiempo para pagarlo. Los interesés hacen la compra demasiado caro.

Una Boda – Bodas no son necesarias en un tiempo especifíco, y la pareja deben esperar hasta que tienen dinero suficiente para planear la boda. Igualmente, no deben gastar demasiado dinero en un evento de un momento ni modo si es tu boda. El dinero es mejor gastado en aparatos y departamiento.

Vacaciones – La diversión no es un requisito para la vida. Un cristiano debe buscar una vacación que no es tan cara en lugar de lugares y eventos de lujo.

Slick, M. – ¿Qué es el Canon?

¿Qué es el Canon?

Por Matt Slick

La palabra “canon” significa “estándar” o “regla”. Es la lista de Escrituras autorizadas e inspiradas. Las diferentes religiones alrededor del mundo cuentan con diferentes cánones.

En el judaísmo, el canon consiste sólo de los libros del Antiguo Testamento. En el protestantismo cristiano, el canon es el cuerpo de la Escritura compuesto por la Biblia la cual contiene 39 libros en el Antiguo Testamento y 27 en el Nuevo Testamento.

En el año 1546, el Catolicismo Romano agregó diferentes libros a la Biblia, los cuales son conocidos como los libros apócrifos: Tobías, Judit, 1º y 2º de Macabeos, La Sabiduría de Salomón, Eclesiástico (Sirac), y Baruc. Es importante señalar aquí que los Libros Apócrifos son considerados como inspirados por el Catolicismo Romano, los Ortodoxos del Este, la Iglesia Cóptica (Egipto y Etiopía), y la Armeniana. El movimiento Protestante nunca ha aceptado los libros apócrifos en la Biblia como inspirados. Continúa leyendo Slick, M. – ¿Qué es el Canon?

Jesus es Dios Todopoderso

Uso Peculiar de los Testigos sobre los nombres de Dios.

La heresía de los Testigos de Jehová rechazan que Jesús es completamente Dios. Para ellos, solamente Dios el Padre es mero Dios. Ellos son muy especiales en el uso de los títulos de Dios. Para mero Dios, usan los títulos “Jehová”, “Dios el Padre”, o “Dios Todopoderoso”. Estos títulos nunca usan en relación a Jesús.

Una subclase de Dios.

Aunque los Testigos son muy bravos en siempre acusar a los demás del cristianismo ortodóxo sobre la Trinidad, ellos mismo no creen en el monoteoismo (hay un solo Dios). Mientras dicen que creen en la Biblia, ellos dicen que Jesús no es mero Dios. ¿Qué es Jesús entonces? Ellos siempre recayen en que Jesús es “el hijo de Dios”, y ellos definen esto como algo menor, o inferior de mero Dios. Continúa leyendo Jesus es Dios Todopoderso

Profecias Mesianicas de Jesucristo

Profecias Mesianicas de Jesucristo

Hijo de Dios: Sal. 2:7; Luc. 1:32-35.

Descendiente de Abraham: Gén. 12:3; 17:7; 18:18; 22:18; Hch. 3:25; Gal. 3:8.

Descendiente de Isaac: Gén. 21:12; Heb. 11:17-19.

Descendiente de David: 2Sam. 7:12-16; Sal. 89:3-4; 110:1; 132:11; Isa. 9:6-7; Jer. 23:5; Mat. 22:44; Mar. 12:36; Luc. 1:69-70; 20:42-44; Jn. 7:42; Act. 13:23; Rom. 1:3.

Nacido de una Virgin: Gén. 3:15; Isa. 7:14,. Mat. 1:18, 22-23; Gal. 4:4.

Nacido en Belen: Mic. 5:2; Mat. 2:1; 2:6; Luc. 2:4-6; Jn. 7:42.

Homicidio de los Inocentes: Jer. 31:15; Mat. 2:16-18,.

Tiempo en Egipto: Ós. 11:1; Mat. 2:13-15.

Viviendo en Galilea: Isa. 9:1-2; Mat. 4:12-16.

Precursor del Mesías (Juan el Bautista): Isa. 40:3-5; Mal. 3:1; 4:5; Mat. 3:3; 11:10-14; Mar. 1:2-3; Luc. 3:4-6; 7:27; Jn. 1:23.

Celos hacia la Casa de Dios: Sal. 69:9; Jn. 2:17.

El Ungido de Dios (Mesías): Isa. 35:5-6; 61:1-2,. Mat. 11:2-6; Luc. 4:16-21.

Predicar a los Gentiles: Isa. 9:1-2; 42:1-4,. Mat. 4:12-16; 12:18-21.

Ministerio de Sanar: Isa. 53:4; Mat. 8:17.

Enseñar por Parábolas: Sal. 78:2; Isa. 6:9-10,. Mat. 13:14-15, 35.

Rechazado, aborrecido por los gobernantes: Sal. 22:6; 69:4; 118:22; Isa. 6:10; 29:13; 53:1-3; Mat. 15:8-9; 21:42; Mar. 6:3; 7:6-7; 12:10-11; Luc. 20:17; Jn. 11:47; 12:38-40; 15:25; Rom. 15:3.

Entrada de Triunfo: Zec. 9:9; Mat. 21:1-5; Jn. 12:13-15.

El Pastor Golpeado Zec. 13:7; Mat. 26:31; Mar. 14:27.

Morir como Criminal: Isa. 53:8-12; Dan. 9:26; Mat. 20:28; Luc. 22:37.

Vinagre y amargo: Sal. 69:21; Mat. 27:34; Jn. 19:29.

Sorteo para su ropa: Sal. 22:18; Jn. 19:24.

Ningún hueso roto: Éxo. 12:46; Núm. 9:12; Sal. 34:20; Jn. 19:36.

Lanza por el Costado: Sal. 22:16; Zec. 12:10; Jn. 19:37.

Palabras al morir: Sal. 22:1; 31:5; Mat. 27:46; Mar. 15:34; Luc. 23:46.

Su Resurrección: Sal. 16:10-11; Mat. 12:40; Luc. 24:46.

Las profecias y sus cumplimientos dan testimonio que Jesús de Nazaret es la misma persona del Mesías que fue predicho que iba a venir. Lo importante aquí es de ver que ningún hombre que pensaba “arreglar” estos eventos pudiera porque unos pasaron antes de nacer, y otros son cosas que sus enemigos le hicieron, y unos hasta su forma de morir. Ninguna trampa será de esta forma.

Dios como Creador

Dios como Creador

Objectivos para el Maestro

Sugerencia al Maestro – Lo que creo que será mejor es que simplemente leer estas pasajes y hacer observaciones sobre cada uno.

¿Por qué es importante de reconocer a Dios como nuestro Creador?

Primero, necesitamos entender algo de la persona, carácter, y manera de trabajar de nuestro Dios. De estudiar Dios como nuestro Creador nos da entendimiento de asuntos acerca de Dios. Además de entender cómo es nuestro Dios y quién es nuestro Dios, estudiando Dios el Creador es algo que define con quien que tratamos, es mero Dios quien es responsable por todas las cosas, y es quien que es el supremo ser, sobre todo, a quién que tenemos que dar respuesta por nuestras vidas un día. Si el Dios que adoramos y oramos a él no creó todas las cosas, estamos adorando y orando al dios equivocado. Este ser supremo mayor que él es quien debemos dirigir todo.

Segundo, Dios es Creador, entonces Dios tiene el poder y derecho (autoridad) de dictar en nuestras vidas. Su voluntad es central en nuestras vidas. De ser Creador es de ser Dios (quien que dicta).

Tercero, los Testigos de Jehová y otros grupos niegan la deidad a Jesucristo. Dicen que Jesús es un ángel creado por Dios, con un sub-clase de ser, “hijo de Dios” que no es igual de ser Dios. Ellos pretenden que la Biblia actualmente enseña que Jehová-Dios-el Padre creó a Jesús, y Jesús creó a lo demás. Entonces está doctrina separa Jesús de mero Dios, Jehová-Dios el Padre. Este estudio es para desmentir esta falsedad. Es importante entonces para el maestro de enfocar en el asunto que la Biblia enseña en muchos pasajes que “Dios creó” sin calificar a este “Dios” a ser un subclase de Dios, ni aun identificarlo con Dios el hijo, y aun a veces hace muy claro que es Jehová quien creó.

Entonces como punto cuatro, este estudio también fortalece la doctrina de la Trinidad, porque da la calidad única de deidad completa a Jesús. Este punto tiene que ser enfatizado muchas veces por el estudio.

Pasaje principal de la Creación – Gen. 1:1-25

Ecl 12:1Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento;

Observaciones

1. Declaraciones que Dios creó el cielo y la tierra.

Gen. 1:1 Dios creó el cielo y la tierra
• Si este Dios es Jesús, entonces Jesús es Dios sin necesidad de añadir “el Hijo”. Es mero Dios completamente Dios.

Gén 2:4 Éstos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, el día que Jehová Dios hizo la tierra y los cielos,

Gen. 1:26-28 Dios dijo hagamos al hombre en nuestra imagen… entonces Dios creó al hombre en su propio imagen, en la imagen de Dios creó a él
• Dios Jehová habla en plural de “nosotros”.

Gén 5:1 Éste es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo.
• Si “Dios” sin más calificación hizo al hombre, y Jesús hizo al hombre, Jesús es Dios sin degradarle a ser algo menor que mero Dios.

2. Exhortaciones que adoramos a nuestro Creador.

Jer 10:11 Les diréis así: Los dioses que no hicieron los cielos ni la tierra, desaparezcan de la tierra y de debajo de los cielos.
• Lo demás que presume de ser “dios” no puede defenderse que son Creador.

Sal 95:1 Venid, aclamemos alegremente a Jehová; Cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación. 2 Lleguemos ante su presencia con alabanza; Aclamémosle con cánticos. 3 Porque Jehová es Dios grande, Y Rey grande sobre todos los dioses. 4 Porque en su mano están las profundidades de la tierra, Y las alturas de los montes son suyas. 6 Venid, adoremos y postrémonos; Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor.
• Adoración es digno y obligado a nuestro Creador.
• Reverencia (temor) es digno y obligado a nuestro Creador (ve Sal 33:6-8).

Isa 45:18 Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro. 21 Proclamad, y hacedlos acercarse, y entren todos en consulta; ¿quién hizo oír esto desde el principio, y lo tiene dicho desde entonces, sino yo Jehová? Y no hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí.
• Jehová es solo en su estado de ser Creador y Formador.

3. Declaraciones que Dios “es Creador”.

Isa 40:28 ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.

Dios=Creador
Isa 43:15; Rom. 1:25; 1Pe. 4:19.

4. Dios como “Hacedor” o “que lo hizo”

“Hacedor” – En distinción de que Dios nos creó (Creador), también la Biblia habla Dios (nuestro Hacedor) como quien nos impone el estado de vida actual que tenemos. Unos dicen que Dios creó todo en el prinicipio y se fue de vacaciones. No es cierto.

Este nombre de Dios identifica mejor Dios como que nos manda lo malo y lo bueno (todo nuestra experiencia en la tierra). Este pensamiento debe causarnos de reflejar que no queremos enojarle contra nosotros entonces. Él puede causarnos mucho sufrimiento y al final, echarnos al infierno. En Pro 14:31, la persona que oprime el pobre, quien Dios ha hecho así de ser pobre (Job 22:2), afrenta a Dios “el Hacedor”.

Isa 45:7 que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto.

Sal 95:6 Venid, adoremos y postrémonos; Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor.
• Adoración es para el Hacedor.
• Jehová es para Hacedor.

Job 4:17; 32:22; 35:10; 36:3; Pro. 14:31; 17:5; 22:2; Isa. 17:7; 22:11; 45:9, 11; 51:13; 54:5; Jer. 33:2; Hos. 8:14; Hab. 2:18; Heb. 11:10.

5. Solamente Dios mismo es quien que creó o hizo los cielos y la tierra.

Sal 96:4 Porque grande es Jehová, y digno de suprema alabanza; Temible sobre todos los dioses. 96:5 Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos; Pero Jehová hizo los cielos.
• Jehová hizo los cielos.

Isa 45:18 Porque así dijo Jehová, que creó los cielosél es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro.
• A fuerzas es Jehová quien creó y formó a todo. No hay otro.
• Es válida traducirlo así “Dios mismo formó la tierra”.

Isa 44:24 Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo;
• Si nadie más Jehová creó, Jesús es Jehová, o hay una Trinidad que es Jehová.

Isa 37:16 Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste los cielos y la tierra.
• Jehová hizo todo.
• Jehová es el único Dios verdadero que hay.

Sal 100:3 Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado.
• La evolución es que nos hacemos nosotros mismos. Del proceso de cambio interno de la raza humana, se va evolviendo “DE SÍ MISMO”.

6. Jesús es mero Dios el Creador

Jn 1:2 Éste era en el principio con Dios.1:3Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.
• El Verbo era en el principio “con Dios” frente a frente delante de Dios como un igual con Dios.
• El Verbo hizo todas las cosas que son creadas. Nada es excepto.
• Si aceptamos la posición de los Testigos, entonces Jesús se creó a sí mismo, o auto-creó a sí mismo. Esta cosa es imposible.
• La evidencia de Dios es la Creación. Se contrapone Creador contra creación (su obra). Jesús es Creador, no creación.

Neh 9:6 Tú solo eres Jehová; tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército, la tierra y todo lo que está en ella, los mares y todo lo que hay en ellos; y tú vivificas todas estas cosas, y los ejércitos de los cielos te adoran.
• Jehová es quien que hizo todo, quien que dio vida a todo. Cómo Creador, no hay otro aparte que Jehová.
• Por ser Creador, todo en el cielo le adoran a Él. Adoración va al Creador.

Col 1:16 Porque en él (Jesús) fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.
• Jesús es quien que creó todo lo que es creado. Por definición de las Escrituras, Jesús no puede ser una criatura, sino las Escrituras declaran que Él es Creador. Es ilógico de declarar que la misma persona quien es Creador es criatura.

Apo 4:11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.
• Los Testigos niegan adoración a Jesús por “no es mero Dios todopoderoso”. Pero la Biblia es claro que Jesús es digno de adoración por su estado de ser el Creador.

Apo 14:7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
• No hay duda que debemos (somos mandatos) de adorar quien hizo cielo y tierra.

Lecciones

  1. La Creación debe hacernos consciente a nuestro Creador, y adorarle.
    Salmo 121:1-2; 123:1-2; Isa 40:26.

  2. La Creación nos enseña muchas cosas “sobre Dios”.
    Gen 1:31; Sal 19:1; 148:7-12.
    • La obra de Dios no nos enseña nada si Dios no era quien que la hizo.
    • Si Jesús es algo menos o diferente que mero Dios, y Jesús creó todo, entonces la creación nos enseñaría sobre Jesús, no mero Dios. Pero no es así como la Biblia habla.

  3. La Creación nos enseña el gran amor que Dios tiene para nosotros.
    Gén 1:26; Sal 8:4-6; Lucas 12:24.

  4. La Creación nos enseña de cuidar lo que es de Dios.
    Gén 2:15; 1Cor 6:19-20; Fili. 2:4.
    • Dios es dueño de todo, y nos da lo que somos y lo que tenemos como mayordomos de Dios (de la propiedad de Dios). Pro 12:10; Jn 10:11-13; Mat 18:11-13; 1Tim 5:8.

  5. La Creación nos enseña de ver a Dios para cómo debemos vivir y existir.
    Deu 6:1;; 17:19; Sal 119:68, 98, 105.

  6. La Creación nos enseña de buscar al mismo Creador cuando necesitamos algo o tenemos problemas. Mat 7:7; Fili 4:6; Santiago 5:14-15.

  7. La Creación nos enseña quién es en cargado, y a quién debemos sujetarnos.
    Deu 10:12-13; 12:28; Lucas 6:46.

Bellett, J.G. – Pensamientos en 2 Corintios

STEM Publishing: J. G. Bellett: Thoughts on 2 Corinthians.
Thoughts on 2 Corinthians.
from Miscellaneous Papers
J. G. Bellett.
(R. L. Allan)
In the midst of the fears and warnings of the Spirit concerning the churches, we may observe that He is alarmed for them on several and different grounds, as expressed in different epistles and by different apostles.
1. He specially warns them respecting Judaizing, i. e., religiousness, or the observance of rites and ordinances. This fear is expressed in the letters to Galatia, Colosse, and Philippi.
2. He fears for them respecting the working of an infidel mind, the mind which, corrupted by reasoning, denies mysteries. This is seen in 1Jn. 4:1; 2Pe. 3:3-4.
3. He fears for them also on the ground of abusing grace, or licentiousness, the practical denial of godliness while boasting in grace and liberty. This is seen in 2 Peter 2 and in Jude.
4. He fears also worldliness.
It is this last feature of fear filling the mind of the Spirit about the saints or churches, and shaping apostolic ministry, which has just struck me in connection with 2 Corinthians.
This is a distinct character of fear. It is not an apprehension of religiousness, or infidelity, or licentiousness corrupting the churches; it is formally distinct from each of these. The Grecian style may have exposed the Corinthians specially to a simple worldly attraction, to the pretensions of a man of refinement and station and independence, — who had much in the flesh; that is, from nature and from circumstances, that was attractive and showy. This was worldliness.
The fear about Corinth was not respecting religious or Judaizing influence. Neither was it (at least in the second epistle) from the working of an infidel mind, or from the sports of an unclean and lustful nature, but “the god of this world ” was feared by the apostle.
A certain man appears to have gained attention, who had much more both from nature and from circumstances than the apostle; and the saints at Corinth were moved by this. He was, I believe, as modern language speaks, a gentleman. He had a fine person and an independent fortune. He had many advantages of that kind; and the Corinthians were under that evil influence — to some extent they had been beguiled. They were looking on things after the outward appearance. They were suffering a man vaunting of himself, and lording it over them, and taking occasion by some low and worldly advantages he possessed from nature and from circumstances to be somebody.
Such a bad condition the apostle has to contend with. Affection and confidence toward himself had been withdrawn in measure, because he had no such advantages to boast. And surely he was fully purposed not to affect such things at all. If is true, he would be independent as well as the other, but it should arise from his working with his own hand, not from advantages of fortune, as we say. And though he had certain things of which he might boast in the flesh, he would glory rather in his infirmities. He would be “weak in Christ,” i. e., in fellowship with Him who was “crucified in weakness,” that all his strength might be spiritual, or resurrection-strength.
The natural advantages which this man had he used, taking to himself the importance and value which attach to such things in the world. And some of the saints were corrupted. But against such association he protests in 2 Cor. 6, “Be ye not unequally yoked,” he says. And the manner of this man he exposes more fully, setting big own way forth as contrary to it, in 2 Cor. 10 – 12.
And in doing this, in offering himself as a practical witness of a way different from this man of the world, we may notice these particulars:
1. The apostle refuses to know himself, or to be known by the saints, save according to his measure in the Spirit, and not as he was by nature or in the flesh.
2. He glories only in either his infirmities or in such dignities as separated him from all worldly estimation, as his, rapture into paradise; for the world would not understand such honour.
Such an one does the apostle present himself in contradiction of the man who gloried in the flesh. We may know how hard it is to follow him in such a path, in a willingness to be weak — that we may be strong; in his decision to know Christ in the weakness of His cross, so that whatever strength he knew might be as of resurrection. (2Co. 13:4)
I dare say some were tempted to undervalue the office or apostleship of Paul, because he had not the advantage in the flesh of other apostles. He had not companied with the Lord in the days of His flesh; and in his own flesh he had a thorn. This may further have exposed him to observation by those who judged after the flesh. But the apostle was willing that his ministry or office should remain unrecommended by anything the world could appreciate. He valued only that power of God, that power in the Spirit which accompanied his ministry, and which was fitted to tell on hearts and consciences, power which linked him with the Lord in life or resurrection.*
*These features in Paul’s ministry show how the flesh is now excluded, and all its advantages, from the divine idea of ministry.
Every symptom of weakness in man’s account gathered round the blessed Lord in the day of His crucifixion: desertion and denial by those who should have stood with Him, the enmity of man in every form in which it could have expressed itself, the forsaking of God, all the malice and purpose of Satan. This was the full exhibition of all that was weak, miserable, and despised in the world’s account. None were for Jesus, all was against Him, and even nature seemed to join. But Paul was willing that his ministry should be in moral sympathy with His.
Generally, as to this epistle, I would say, it might distribute itself as follows:
2 Cor. 1 – 2:13. In this portion the apostle speaks of his trials in the gospel, and answers Objections made to him because of his not having visited Corinth a second time.
2Co. 2:14-7:4. This is a parenthesis. The apostle presents his ministry in several characteristics of it.
2Co. 7:5-16. Here the apostle resumes and pursues the point from which he had departed at chapter 2:13. He expresses his joy in the Corinthians, and in the grace that was in them.
2 Cor. 8, 9. This is quite incidental.
2 Cor. 10 – 13. The great and leading purpose of the epistle occupies these chapters. The apostle contemplates the way of a certain injurious teacher who had acquired influence at Corinth, and he intimates the fruit of that influence; largely, also, exhibiting his own way as a teacher in contradiction of him who was then corrupting the saints.
This may be read as a general analysis of the epistle, I believe.
I might observe, that the apostle’s commendation of the Corinthians in chapter 7, previous to his large and fervent rebuke of them in chapters 10 – 13, may remind us of the way of the Spirit in His addresses to the seven churches in the Revelation; for in each of them there is a beginning with a commendation, and then (when called for) an enlarging in the way of rebuke and condemnation.