Diablo

Diablo. (gr. diabolos G1228)

Un ángel caído, y particularmente el jefe de ellos, el diablo, o Satanás. Un «diablo» es una persona quien es caluminador, o quien que acusa a otro falsamente o incorrectamente, y en hebreo, «Satanás» significa adversario, muy cerca del mismo sentido.




El Diablo. Este refiere al jefe de los diablos, Satanás. Él es el príncipe de maldad en el mundo, y es su gran meta de oponer todo lo bueno que Dios quiere hacer. El diablo obra para distraer las almas de los hombres de aceptar la salvación por Jesucristo. En todos lados él es mostrado de ser lleno de maldad, crueldad, engaño, y odiar al hombre tanto a Dios. Trabaja sin cansar de destruir las almas, usa un sin número de estrategías y vehículos a lograr esta meta. Todo el mundo es bajo su maligna influencia. Desde el huerto, es un enemigo condenado y derrotado por Cristo.

Citas: Mat 4:1, 5, 8, 11; 13:39; 25:41; Luc. 4:2, 3, 5, 6, 13; 8:12; Jn. 6:70; 8:44; 13:2; Hechos 10:38; 13:10; Ef. 4:27; 6:11; 1Ti 3:6-7; 2Ti 2:26; Heb 2:14; Stg. 4:7; 1Pe. 5:8; 1Jn 3:8, 10; Jud 1:9; Apo 2:10; 12:9; 12:12; 20:2, 10.




Dona al sitio de la Gaceta para ayudarnos

Por favor, considera una donación para ayudarnos pagar por los costos de mantener este sitio en el Internet.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *