Descripciones del Lobo parte 1

La Biblia admite la presencia de falsos profetas y maestras que tratarán de engañar a los verdaderos hijos de Dios. Pero a la vez, Dios nos da indicaciones sobre ellos y este engaño.

Prediciendo el futuro

Podemos decir que Dios ha declarado el fin del canon inspirado por Dios. ¿Qué quiere decir esto? Muy simple. Los los eventos principales y importantes de la obra de teatro (que conocemos como la historia humana) ya tiene su previsto declarado en las páginas de la Biblia. O sea, cuando alguien viene con nuevos eventos, nuevas revelaciones, nuevas prioridades y maravillas, debemos tener sospecha de ello.

Deu 18:20 ​El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. 21 Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?; 22 si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él.





Debemos aclarar algo, cuando hubo revelaciones nuevas, el profeta que presume decir que algo iba a pasar tuvo que tener una historia de 100% de sus profecías como correctas. Si el profeta es fiel a Dios, no dice más que lo que Dios le ha comunicado a él, y él explica exactamente esto cómo exactamente Dios le había dado. El error no entra en esto, porque no pone de su parte. No hay que desconfiar, porque el profeta es exacta en sus profecías.


salv41 El Fruto del Espíritu: el Amor
es una explicación del amor en la luz de la Biblia para que seas feliz.
Temas: La Esencia de Dios es Amor | Lo que Amor no es | Descripción del Amor Agape: Sufrido, Benigno, No tiene envidia, No es jactancioso, No se envanece, No hace nada indebida, No busca lo suyo, No se irrita, No guarda rencor, No se goza de la injusticia, Se goza de la verdad, Amor no es fingido, Todo sufre, todo lo cree, todo espera, todo soporte | Como aumentar el Amor.
Leer el Folleto: salv41 El Fruto del Espíritu: el Amor.

Hoy en día hemos visto siglos de supuestos profetas que siempre usan el hecho de ser profeta como testimonio que avala que él es bueno. Así no era el asunto en la Biblia. Los profetas de Dios eran buenos, fieles, y de confianza entre el pueblo de Dios, y por esto, cuando hablan, la gente recibe con confianza lo que dice. Entonces por ser fiel, le creyeron. Hoy los lobos usan su estado de ser «ministro» o «profeta» para que consiguen una entrada y recepción entre el pueblo de Dios. Ellos no quieren ser examinados sobre el carácter de su vida personal, sino nada ser aceptado y exaltado.

Contradiciendo las Escrituras

Si hay un solo elemento que tanto marca el lobo, es su desafío de las Escrituras. El punto de él es de desviar las personas de la verdad de Dios. Hay muchos hermanos en el mundo quien predica y enseña diferente cada uno, pero en el análisis final, no son lobos, son nada más ministros, cada uno trabajando con la ciencia concedida a él.

Lo que cambia este cuadro a ser un lobo, es cuando el contenido de lo que enseña varea de las Escrituras, y deliberadamente siendo diferente de las Escrituras. Estas personas son lobos, y debemos tratarles como lobos.

Rom 16:17 Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. 18 Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos.

Pablo nos manda de fijar y separar de estas personas que dan otra doctrina que no es lo que la Biblia realmente enseña. Debemos edificar uno al otro (1Cor 14:3-4; Efe 4:11-16) en la doctrina de Dios.

Su Testimonio no es de Cristo

Uno de los secretos de cómo Dios hace su obra es que el medio o instrumento que Dios usa consta con el mensaje que nos da. Esto quiere decir que el ministro de Dios, el verdadero ministro de Dios, enseña y predica y ministra en una forma que sigue el ejemplo de Jesucristo. No hay otra forma. Dios no usa otro instrumento excepto un instrumento limpio, en la imagen de Cristo.

Ef 2:10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

El punto es que el que trabaja para Dios tiene que hacerlo usando la forma espiritual que Dios nos dio como el patrón espiritual para todos. Este patrón es esencialmente el carácter moral de Dios. El que rehusa esto para sí mismo, es un lobo y hipócrita. El punto es que un maestro comunica una enseñanza «entera», por lo que dice y por como lo dice, como lo vive. Comunica hipocresía si dice que esta forma (su mensaje) es como debe vivir la gente, y es importante, pero él mismo rechaza vivir así.



¿Qué producen con su vida y su ministerio?

Siguiendo el punto anterior, después de todo, ¿Qué realmente están enseñando? ¿Qué es el fruto de su vida y ministerio?

Mat 7:16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? 17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. 18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. 19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. 20 Así que, por sus frutos los conoceréis. 

O sea, Jesus nos manda a investigar todo ministro buscando «su fruto», o qué es el resultado de su ministerio prácticamente. Cuando vemos malos frutos resultando de un hombre, es válido de investigarle.

Gal 5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. 24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. 25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

No podemos dejar un ministro enseñar y ejercer dominio (administración) de la iglesia y sobre nuestras vidas particulares sin que él mismo sea un ejemplo de Cristo.

1Jn 2:6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

 

 

Dona al sitio de la Gaceta para ayudarnos

Por favor, considera una donación para ayudarnos pagar por los costos de mantener este sitio en el Internet.


Publicado por

David Cox

Soy Pastor y Misionero en DF Mexico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *