Cómo la Maldad se cae frente la Verdad es un breve artículo sobre la lucha entre la maldad y la verdad, y luz siempre gana sobre tinieblas.

Cómo la Maldad se cae frente la Verdad

Cómo la Maldad se cae frente la Verdad es un breve artículo sobre la lucha entre la maldad y la verdad, y luz siempre gana sobre tinieblas.

Introducción

Juan 1:5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

Dios ha puesto la comparación entre el error contra la verdad con la ilustración de como hacen interacción la luz con las tinieblas. Lo curioso de luz y tinieblas es que aun lo más pequeña parte de luz domina lo más fuerte de las tinieblas. Vemos con un poco de dificultad en la noche, pero por todos modos, vemos. Las estrellas dan suficiente luz que las tinieblas no pueden cegarnos totalmente en la noche. Si la luna está brillando, es casi como de día.


salv45 Fruto Del Espíritu, Benignidad y Bondad
Explica el producto de la salvación, en ser generoso y hacer bien hacía a otros, como Dios es. Este producto espiritual de ser salvo, de tener el Espíritu Santo morando adentro de nosotros, es de ver Dios obrando bien por medio de sus hijos.
Desde el Folleto: La benignidad es la inclinación que lleva a ocuparse por los demás y a que comparten de lo que Dios le ha dado. La bondad nos lleva a atender a los que están en necesidad. Se demuestra en la forma de hablar, en la generosidad de la conducta, en el perdón de las injurias, en la atención a quien me resulta difícil o conflictivo.
Leer el folleto: salv45 Fruto Del Espíritu Benignidad y Bondad.

Este punto ilustra que tan fuerte es la verdad, y que tan débil es las tinieblas.

Si podemos entender que la diferencia es de su esencia. Tinieblas es la falta de luz. Pero realmente, cualquier luz aún pequeña tiene adentro de sí el poder de totalmente dominar la obscuridad. Este poder de la luz es dado por Dios, y es como Dios ha ordenado que las cosas existen.

La Debilidad de las Tinieblas

Dios tiene todo poder y carácter moral. Satanás se pone en contra de Dios, pero ¿Con qué poder? ¿Con qué carácter moral? En sí, la lucha de Satanás va a caer. Se cae porque no es de Dios.

Si vas al campo donde no hay luces de una ciudad, y esperas en las horas más negras de la noche hasta que ves el sol, ves una ilustración de la lucha entre el bien y el mal frente a tus ojos. Aunque las tinieblas parecen que van a comerte, la luna y las estrellas ganan contra ella. Pero aun en una noche nublado y sin luna, poco a poco el sol acerca a mediodía. Aunque el sol no ha aparecido, nada más «que viene» es suficiente de cambiar todo. Las tinieblas no pueden ganar esta lucha. Con un poco de luz, este poco de luz domina todo. Las personas pueden hacer distinciones de objetos, y con un poco más cerca el sol, se puede ver muy bien. Tal vez no tan bien como mediodía, pero campesinos que trabajan muy bien a estas horas de la madrugada, no usan lámparas normalmente. Ellos usan la poca luz que hay, trabajando mejor como el día amanece.

Las Lecciones de esto

1.) Las Tinieblas no son más fuertes que la Luz.

En sí, la luz es más fuerte en su esencia que las tinieblas. Después que todo es hecho y finalizado, que los hechos son analizando, el carácter de beneficio siempre cae a la luz, a lo bueno, que al mal. O sea, en una forma, la gente son engañados pensando que le beneficia en una forma de hacer mal. No es cierto. El carácter bueno (desde Dios) que una persona hace va a regresarle bien a su alma, y el carácter malo (desde Satanás) va a castigarle a la persona. Nunca la maldad va a ganarse contra lo bueno.

Esta luz entre pecado y justicia no es ganado por lo que logra al momento. La lucha es en sus esencias. O sea, una persona puede robar y tener provecho de poco dinero más. Pero al final de cuentas, esta persona no puede usar este poco de dinero más a lo largo de su vida. Se acaba, y tiene que robar de nuevo.

La brecha moral en conseguir algo de provecho, que en sí, hace daño, mucho daño a la persona regresa al carácter moral del hecho. Este daño al alma de la persona es realmente lo más importante. El dinero no es lo más importante. Es una manifestación de qué es la persona moralmente. Esto va para la eternidad. Con el dinero, se compra un pan, lo come, y ya no está. Pero el hecho de robar es para la eternidad en definir la persona.

Si el robo es una evidencia moral de qué es la persona moralmente, entonces 1) se hace válida a la decisión de Dios de echar la persona en el infierno. Su juicio queda a pie. 2) Si la persona robo, y después de robar, se arrepintió, aceptó a Jesús, busca perdón bajo de la sangre de Jesús, entonces el robo queda como evidencia de lo que era la persona, y ahora no lo es.

2.) «La Luz Viene» es lo que da ánimo

Pero en todo esta lucha entre luz y tinieblas, hay un elemento de esperar. O sea, en el alba del día, la luz viene más fuerte con cada segundo. Esta anticipación de la luz de medio día es algo que anima a la persona. Las cosas que estamos seguros de que son van siendo más y más claras. Tal vez un niño ve afuera de su ventana media noche y ve algo. Parece un monstruo. Pero con el tiempo, piensa, es el espantapájaros en el campo ajeno. Con la luz del día, sus ideas que es monstruo o es espantapájaros van a aclarar.

Así somos nosotros con las declaraciones de Dios. La madre del niño que ve de su ventana puede aclarar las cosas para el niño, pero con la luz del sol, no necesitará más aclaraciones, se ve por sí mismo con tiempo. Las palabras de su madre le da consuelo en la noche, pero son ciertas, y con la luz del día, es obvio.

Siempre gana la luz. Siempre gana Dios. Siempre pierde Satanás y sus tinieblas que trata de usar a confundirnos y espantarnos. Pero la luz tiene carácter de un vencedor. De algo que define la realidad para nosotros.

Somos la Luz del Mundo

Mateo 5:14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Nosotros somos la materia, la «tela» si quieres pensarlo así, de la verdad. En nuestras vidas se ve la verdad. Llegamos a ser el letrero sobre la cual Dios publica «la verdad». Es por como vivimos. Nunca debemos tener pena de sufrir por Cristo. Somos como estas palabras de la madre que consola a su hijo medianoche.

Cómo la Maldad se cae frente la Verdad

Más Artículos desde la Categoría Sectas y Error

Dona al sitio de la Gaceta para ayudarnos

Por favor, considera una donación para ayudarnos pagar por los costos de mantener este sitio en el Internet.


Publicado por

David Cox

Soy Pastor y Misionero en DF Mexico.