Dilución doctrinal

Dilución doctrinal – Una de las cosas que marca el declive de una buena iglesia a una mala iglesia es el cambio gradual sobre la doctrina. Partiendo de la pura buena doctrina, “otras cosas” entran gradualmente para expulsar la pureza y concentración del bien. Marcas de una iglesia muerta o moribunda. Dilución doctrinal

Dilución doctrinal

Por David Cox

1Tim 6:3 Si alguno enseña lo contrario, y no consiente en palabras sanas, las palabras de nuestro Señor Jesucristo, y en la doctrina que es conforme a la piedad;

cp60 Cómo Resolver Problemas y no Caer en Adicciones Un studio sobre problemas, y cómo debemos resolver nuestros problemas en la luz de la Biblia. TEMAS: Sobrevista | ¿Por qué tenemos problemas? | Dios castiga a sus hijos | Respuesta: Ignorarlas Diversión en lugar de Tratar el asunto | Respuesta: Afanarse | Respuesta: Orar | Respuesta: Corre a Dios

Una de las cosas que marca el declive de una buena iglesia a una mala iglesia es el cambio gradual de doctrina. Partiendo de la pura buena doctrina, “otras cosas” entran gradualmente para expulsar la pureza y concentración en el bien. (Satanás en realidad quiere que las iglesias tengan una fachada de buena doctrina. Lo que esto hace es darle validez a la iglesia. Si el liderazgo es flexible en “sus” manos, entonces él tiene el anzuelo. Más tarde usa al pastor, el liderazgo, la gente para contaminar muchas cosas buenas. El cebo tiene que ser bueno, y esta es una iglesia de buena doctrina. Lo que pasa es la deriva lenta debido a la falta de determinación en el liderazgo.) La Dilución doctrinal no viene de repente, sino lentamente pasa sin fijar en ellos, y después de repente se fija lo que ha sido un lento progreso.

Note que esta Dilución doctrinal es muy real, pero también muy difícil de discernir. Lo que pasa es que hay calidad al principio, y luego con el tiempo (mientras la iglesia nunca deja de enseñar y predicar doctrina) la iglesia cambia su fervor y concentración de buena doctrina en “algo más”. Las palabras de Pablo a Timoteo (1Tim 6: 3) se enfocan en la doctrina que causa piedad. Es lamentable en nuestro mundo que tantos “hombres de Dios”, predicadores y pastores hayan tomado la confrontación del pecado como algo que es ofensivo y rechazado en su totalidad por ellos. La sana doctrina causa santidad en aquellos que la escuchan y creen. Esta es la clave para comprender y prevenir el declive de la iglesia en su iglesia, Dilución doctrinal.

2Tim 4:3 Porque vendrá el tiempo en que no soportarán la sana doctrina; pero según sus propias concupiscencias se amontonarán maestros, teniendo comezón de oídos;

Tito 2:1 Pero tú di lo que conviene a la sana doctrina: Tito 2:2 Para que los ancianos sean sobrios, serios, templados, sanos en la fe, en la caridad y en la paciencia. Tito 2:3 Asimismo, las ancianas, para que se porten como conviene a la santidad, no falsas acusadoras, no dadas a mucho vino, maestras de buenas cosas;

El concepto de Pablo era que la sana doctrina SIEMPRE produce santidad en el oyente. En otras palabras, la predicación y enseñanza correctas de la doctrina bíblica correcta debe tener un efecto espiritual en el oyente (a menos que tenga el corazón endurecido). Ese efecto es la santidad. Si podemos rastrear cómo funciona esto, podemos entender algunas cosas importantes sobre la preparación de sermones. En primer lugar, todos los sermones (también enseñanzas) que se presentan en un foro de la iglesia deben tener una forma común, que es que se presentan para convencer al oyente de la moralidad, es decir, están altamente orientados hacia el cambio de moralidad. Cuando los predicadores no toman una posición sobre cuestiones morales (como la homosexualidad, el alcohol, las palabrotas, la mentira, la promiscuidad sexual, los transgéneros, etc.), la batalla se ha perdido incluso antes de comenzar.

Muchos predicadores tratan de impresionar a su audiencia con hechos, cifras y griego y hebreo “en el texto original”. Desafortunadamente, nada de eso es bíblico. Tampoco es necesariamente antibíblico, pero cuando el final del sermón es para impresionar a la audiencia con estas cosas, entonces es simplemente entretenimiento religioso. Debe entenderse el uso correcto de estas cosas.

Usar correctamente la información, los datos, el griego y el hebreo

En lo que debemos insistir es en que cada sermón tiene algún tipo de aplicación moral. Sin esta aplicación moral, no tiene sentido ocupar el púlpito y los tiempos de adoración dando información. ¡Deje los anuncios al boletín! Un predicador bíblico tiene que crear moralmente a Cristo en su oyente. Si no está preocupado y planea identificar errores y fallas de carácter, derrocarlos con argumentos bíblicos, y luego convencer y exhortar al oyente a conformarse a Cristo, entonces no hay verdadera predicación.

Cualquier información, datos, gramática del idioma griego o hebreo o información de vocabulario es válida si ayuda a convencer ese punto moral. Sin relacionarse directa y claramente con esa proposición moral del sermón, es un relleno, y lo que no va directamente al meollo del asunto lo diluye.

Tenemos que entender que hay mucho conocimiento bíblico inútil flotando alrededor. Quizás en algún contexto (como una clase de griego o hebreo) este conocimiento sería útil, pero para una congregación en general, distrae de la transmisión de la moralidad que debería ser la prioridad de los servicios de adoración de la iglesia. Si la gente en la banca no siente una urgencia y un convencimiento muy fuerte de ser mejores moralmente a través de algún principio bíblico, entonces todo está perdido. La información simple llena y diluye la iglesia, eventualmente destruyéndola por completo.

Los fundamentos de la fe existen

Ver mi tratado Doct01 Los fundamentos de la fe que defiende la existencia de ciertas doctrinas fundamentales que son esenciales o no se es cristiano.

En el artículo original, el autor dice:

“Cuando las verdades cardinales como la doctrina de la exclusividad se convierten en cuestiones de duda, una iglesia está en problemas. Hay poca motivación para el alcance y la evangelización si otros caminos y otras religiones son iguales al cristianismo”.

Lo que me sorprende es lo encaminado que está este tipo. Si examinamos el movimiento ecuménico, veremos que es un buen ejemplo. Una vez que arrojas el ancla de los fundamentos de la fe por la borda y cortas la cadena que te ata a ella, estás en una deriva teológica y no tienes rumbo, brújula, ni punto de referencia. Lo que está bien y lo que está mal se pone en duda.

Billy Graham al principio de su “ministerio” hizo esto y comenzó a utilizar sacerdotes y monjas católicos como consejeros en sus campañas. Una vez que comenzó esto, entonces no habrá más evangelización de católicos. Graham es buen amigo de varios papas, y Graham también se ha acercado a muchos personajes religiosos liberales y extremadamente liberales e impíos. Cuando fue a la India y usó a los líderes hindúes en sus reuniones, ni siquiera las religiones no cristianas están equivocadas, y la gran pregunta para Billy Graham es ¿por qué es un evangelista cuando reconoce como legítimos a todos estos herejes?

Hay posiciones bíblicas no críticas y posiciones bíblicas fundamentales súper críticas. No podemos mezclar los dos, pero debemos mantener una clara separación. Igualmente, hay doctrinas en las que debemos enseñar y enfocarnos constantemente en nuestro tiempo de adoración y predicación, y hay doctrinas que rara vez, si es que alguna vez, deberían mencionarse. Esas doctrinas esenciales están claramente en el enfoque y énfasis de la Biblia. Están allí por la importancia que les dan las Escrituras mismas. Por ejemplo, la autoridad y la inspiración de la Biblia debería ser un tema muy mencionado, pero los Rollos del Mar Muerto rara vez deberían ser mencionados. No es que los Rollos del Mar Muerto no sean importantes, pero en realidad, no deberían desplazar y diluir doctrinas y enseñanzas más esenciales.

Iglesias sin Brújula

Otra cita interesante del artículo …

Irónicamente, en nuestra encuesta de personas sin iglesia en todo Estados Unidos, encontramos que estos no cristianos eran mucho menos propensos a asistir a iglesias con creencias doctrinales débiles que aquellas con creencias fuertes. “¿Por qué debería perder el tiempo en un lugar que no tiene mucha certeza de fe?”, Nos dijo Amy, una persona sin iglesia de 29 años de Arizona. “Puedo encontrar mucha incertidumbre en el mundo”.

El punto aquí es que cuando el pastor, el liderazgo y la iglesia en general han “perdido su camino” espiritualmente, ¿por qué otras personas deberían entrar en esta iglesia y seguir a un líder sin una brújula? El punto está bien entendido. La Dilución doctrinal es lo que estos perdidos hacen.

Efesios 4:14 para que de ahora en adelante no seamos más niños, movidos de un lado a otro, y llevados de un lado a otro con todo viento de doctrina, por el engaño de los hombres y la astucia de los hombres con que acechan para engañar;

Pablo primero identifica los dones espirituales en 4:11, y lo más importante, el don de Pastor-Maestro. Él es quien obra el perfeccionamiento de los santos a través de su ministerio. Incluso el don de profeta posiblemente se pueda ver todavía hoy, no en la predicción de eventos, sino en la predicación de la Escritura. Un profeta (en cualquier momento) es como Natán que dice “Tú eres el hombre”. Los profetas reprenden a la gente por el pecado, tanto como lo hizo Juan el Bautista. Esta confrontación constante del pecado debe ser una parte regular de la dieta de cualquier iglesia bíblica.

Debe haber una estabilidad construida sobre lo que Dios nos ha dado en la Palabra de Dios. No solo justificando un sermón porque menciona algún pasaje de la Biblia, sino porque los temas principales, los puntos fuertes y las prioridades de la Palabra de Dios se repiten en los temas del sermón y las lecciones de la escuela dominical de la iglesia.

Estos pensamientos están tomados de un post “7 pecados capitales de una iglesia moribunda“.

Más Artículos sobre la Iglesia

Publicado por

David Cox

Soy Pastor y Misionero en DF Mexico.