La Seducción de un Cristiano Parte 4: Orgullo, Fama, y Poder

 

La Avenida de Tentación del Orgullo

Las primeras dos avenidas son cosas que tienen que ver con el cuerpo, la necesidad física, y las emociones de uno. Pero la última avenida que vemos en estos versículos es lo de la mente. O sea, Satanás usa cuerpo, corazón (emociones), y mente. Los ataques vienen sobre toda nuestra naturaleza.

1Jn 2:16 Porque todo lo que hay en el mundo, la vanagloria de la vida

Gén 3:6 Y vio la mujer que el árbol era… árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

Mat 4:8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,

Sigue leyendo

La Seducción de un Cristiano Parte 3: Excitación y Diversión

La Avenida de Tentación del Excitarnos

Si seguimos nuestros versículos de base, entonces la segunda avenida es la diversión, o la emoción de disfrustar algo. Este es diferente de necesidades físicas en que la primera es algo que tu cuerpo llama la atención, que el cuerpo quiere. Esto no tiene nada de ver con “necesidad” sino con deseo.

1Jn 2:16 …los deseos de los ojos

Gn 3:6 Y vio la mujer que el árbol era… agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

Mat 4:6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra.

Déjame empezar con la tentación de Jesús con este. ¿Porqué fue una tentación para Jesús de brincar del pinaculo del templo? O sea, ¿No podemos decir que Jesús pudo volar si quisiera? Pues sí, Jesús es Dios y se puede volar, o flotar a la tierra, pero entonces ¿Dónde esta la tentación en esto? Sigue leyendo

La Seducción de un Cristiano Parte 2: Hambre

La Avenida de Tentación del Hambre

Esta avenida se ve en nuestros versículos de base así…

1Jn 2:16 los deseos de la carne…

Gn 3:6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer

Mat 4:3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan

Lo común entre estos es que Satanás usa una necesidad humana, como la necesidad de comer. No es un pecado de comer, pero Satanás se presenta una situación donde el comer llega a ser algo afuera de la voluntad de Dios, entonces sí llega a ser un pecado.

En el caso de Jesucristo, la tentación era simplemente comer, 40 días sin comer causa una necesidad grande. Igualmente, no es la voluntad de Dios Jesús muriera por hambre. Pero el cambiar piedras a ser panes tampoco no era en la voluntad de Dios. La tentación no era de comer, pero de no esperar al tiempo y oportunidad para que comiera. Dios ya había enviado “ángeles” (o mensajeros) a llevarle pan en el tiempo que Dios quiso. Probablemente estos mensajeros eran seres humanos que DIos movía sus corazones de salir en un viaje, y iban a cruzar el camino de Jesús y regalarle pan. “Ángeles” en la Biblia muchas veces se refiere a seres humanos en una misión. Sigue leyendo

La Seducción de un Cristiano Parte 1

Es importante que cada cristiano entiende que estamos en una guerra espiritual (ve folleto
salv17 La Batalla Espiritual). El enemigo, Satanás, es muy astuto en causarnos a caer. (Ve folleto Doct16 Satanás Nuestro Enemigo). La seducción del cristiano tiene su chiste, y debemos ser concientes de ello.

Cuando estudiamos esto, no es queremos prestarnos a oír y ver las tentaciones de Satanás, sino queremos poder identificarlos antes de ser entrampados y enredados en ellos. No es queremos acercarnos a estas tentaciones, sino alejarnos de ellos por ser sabio. Es desafortunado, pero en el asunto de tentación-caer-pecar, las personas realmente no aprenden NADA por la experiencia. Aun pecando, siempre parece de caer de nuevo en los mismos pecados.

2Co 2:11 para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.

Sigue leyendo